Bolas Brasileñas

Esto sí son esferas mágicas y no las Dragon Ball de Son Gokū. Estas esferas rellenas de gel íntimo o aceite se deshacen al contacto con el calor y la humedad potenciando las sensaciones y proporcionando una intensa y duradera lubricación. Con deliciosos aromas, efecto vibración, calor o efecto frío, pondrán patas arriba tu universo erótico.

Esto sí son esferas mágicas y no las Dragon Ball de Son Gokū. Confesamos que, cuando ya creíamos saberlo todo sobre lubricantes íntimos y potenciadores de placer, las bolas brasileñas han puesto patas arriba nuestro universo erótico. ¿Piensas que el lubricante sirve únicamente para facilitar la penetración? ¿No crees en los poderes afrodisíacos de la cosmética íntima? ¿Llevas años con la misma loción, seguramente ya caducada, en la mesilla de noche? Pues presta atención porque tú también te vas a llevar un buen zasca en toda la boca. Arriésgate, que tampoco te estamos pidiendo que dejes todo para cumplir tu sueño de abrir un chiringuito en Zihuatanejo, solo se trata de comprobar cómo algo tan pequeño puede convertir tus encuentros en algo digno de Hollywood.

¿Qué son las bolas brasileñas?

Las bolas brasileñas o ‘brazilian balls’ son esferas rellenas de gel íntimo o aceite, que se deshacen al contacto con el calor y la humedad potenciando las sensaciones y proporcionando una intensa y duradera lubricación.

Esta sería la definición más escueta, pero lo cierto es que las bolas brasileñas pueden tener distintos y deliciosos aromas que estimulan los sentidos (chocolate, fresas y cava, cereza, menta, frutos del bosque…), un potente efecto vibrador que incrementa la excitación, un delicado efecto calor para la lubricación más agradable o un vivificante efecto frío para espolear el deseo.

¿Por qué comprar bolas brasileñas?

Porque dan una nueva dimensión a los preliminares. Introduce una bola brasileña en la vagina y rápidamente la lubricación se desatará en tu interior junto a un sinfín de sensaciones. O envuélvela con la mano hasta que comience a deshacerse y aplica el líquido sobre el clítoris, la vagina, el pene, el ano, los pezones, o cualquier zona erógena que se te ocurra. Masajea, acaricia, humedece. Recuerda que en el caso de las bolas brasileñas con efecto vibración, este se traspasará a tu pareja en el caso de que haya contacto o penetración.

Comprueba que hay muchas maneras de hacer las cosas, y unas son mucho más placenteras que otras.

Estás navegando en EroticFeel desde Estados Unidos y tenemos una web específica para tu país. Desde esta versión no hacemos envíos a Estados Unidos, para ello debes cambiar de versión. ¿Deseas continuar navegado en EroticFeel o prefieres cambiar a la web de Estados Unidos?