Edging: todo lo que necesitas saber

EroticFeel 20/09/2021

Igual que hay comedias románticas (al más puro estilo americano, por supuesto), que abogan por mirar la cara del novio en lugar del paseíllo de la novia mientras se acerca al altar (sí, dejemos de lado todo lo rancio y hetero que hay en esto), nosotros abogamos por una película porno que se centre exclusivamente en la expresión de las caras durante la estimulación de los cuerpos. Nada de primeros planos de genitales enormes ni chorrazos de semen, solo caras, gestos, el cierre de los ojos, la expresión seria y concentrada, la leve apertura de la boca dejando escapar un gemido, solo eso (o todo eso, según se mire). ¿Y a qué viene esto? A entender mejor todo lo que implica la sexualidad, a comprender las emociones y sensaciones que produce, y si, como decía tu abuela, la cara es el espejo del alma, pues más claro agua.

El caso, para ir resumiendo y que entiendas a dónde queremos ir a parar, es el ansia que parecemos tener por acortar algo tan sensacional. Hay muchísimos juguetes eróticos que prometen poderosos orgasmos en pocos minutos (y lo cumplen, palabra), infinitos artículos sobre cómo llegar al clímax así o asá lo más rápido posible, innumerables instrucciones para conseguir orgasmos vaginales, clitorianos, de próstata, anales… y a través de cualquier otra parte del cuerpo que se te ocurra. Y está genial, ojo, la búsqueda de placer lleva motivando a la humanidad desde sus orígenes.

Pero, ¿a qué viene tanta prisa?, ¿para volver al trabajo?, ¿para seguir viendo esa serie de Netflix?, ¿quieres dejar preparada la comida para mañana? Buenos planes, no queremos cuestionar la vida de nadie, pero te proponemos algo, un plan diferente, hacer una prueba. Si el orgasmo es la meta, y para qué engañarnos, lo es, alarga las fantásticas sensaciones que lo preceden y recréate en esa excitación, prolóngala en el tiempo y disfruta más plenamente del sexo.

¿Qué es el 'edging'?

Es exactamente lo que te acabamos de contar y, evidentemente, no es nada nuevo. Los sexólogos llevan proponiéndolo años para mejorar la calidad de las relaciones y también como método para los hombres que quieren retrasar el momento de la eyaculación. Para variar, ahora llega una palabra en inglés y lo pone de moda. Así estamos.

En español vendría a ser la técnica de parada y arranque y entronca con la tendencia del ‘slow sex’, ‘slow food’, ‘slow life’ y todos los demás slows para luchar contra las prisas de vivir corriendo sin pararse a disfrutar de nada. Estar al borde del orgasmo retrasándolo todo lo posible, o lo que quieras, eso es el ‘edging’.

¿Qué beneficios tiene esta técnica?

Los beneficios del ‘edging’ son tanto físicos como psicológicos. Para empezar, si eres capaz de conocerte hasta el punto de identificar el punto de no retorno y bajar el ritmo justo antes de llegar al orgasmo para continuar con la estimulación serás más consciente de las sensaciones y de la excitación y prolongarás el placer en el tiempo.

También el clímax, una vez que te dejes llevar por la ola, será más poderoso, tanto psicológica como físicamente. La sensación de recompensa se une con la resolución de la tensión sexual acumulada durante el encuentro. Como resultado, más placer durante más tiempo y un orgasmo más profundo e intenso. No está mal.

¿Quiénes pueden practicarlo?

Pues tú, si te apetece. Se trata de controlar la excitación para retrasar el orgasmo, no de hacer 200 dominadas en cinco minutos, así que está al alcance de cualquiera que quiera conseguirlo.

¿Se puede practicar edging en pareja?

Por supuesto, aunque te aconsejamos que le comentes antes lo que vas a intentar para que entienda lo que está pasando y no piense que ha dejado de excitarte. Habladlo, y si los dos estáis de acuerdo, probadlo, es una técnica válida para hombres y para mujeres, ya que ambos pueden prolongar el placer y controlar la excitación y la estimulación para retrasar el clímax. Además, es fantástico para salir de la rutina y disfrutar de otro tipo de sexualidad que vaya más allá del ‘aquí te pillo aquí te mato’.

La técnica definitiva contra la eyaculación precoz

De hecho, esta técnica nació en las consultas de sexología como método para ayudar a los hombres insatisfechos con su tiempo de eyaculación. La llamada eyaculación precoz no es otra cosa que eyacular antes de lo que te gustaría, y en la mayoría de los casos se debe a una sexualidad mal aprendida. Para abreviar, cuando empezaste a masturbarte aprendiste a hacerlo rápido para acabar lo antes posible, normalmente, por temor a que alguien abriera la puerta del cuarto y te pillara.

El ‘edging’ o la técnica del arranque-parada es fantástico para reaprender a estimularte, a solas o en pareja, identificando las sensaciones de tu cuerpo y siendo más consciente para bajar el ritmo o cambiar la estimulación antes de llegar al punto de no retorno en el que el orgasmo o la eyaculación ya es inevitable.

Cómo practicar 'edging' paso a paso

  • En primer lugar no te obsesiones, se trata de conocerse cada vez mejor y descubrir los propios límites, algo que, evidentemente, no vas a lograr en un día.
  • Es mejor comenzar a probar a solas, sentirás menos presión y al estar pendiente exclusivamente de ti (algo que esperamos que no hagas en pareja) será más fácil darte cuenta de la cercanía del clímax y parar para relajarte.
  • Si lo estás practicando en pareja la comunicación es clave. Primero tienes que identificar la proximidad del orgasmo y parar o cambiar la estimulación.
  • Si se produce durante la relación sexual, cambia de postura y de velocidad, o céntrate un ratito en estimular a la otra persona.
  • En pareja, como la relación será más larga, no te centres exclusivamente en la penetración. No deberías hacerlo nunca, pero en este caso es más importante que combines la penetración con las caricias y la masturbación manual y oral para evitar que la penetración se vuelva incómoda o dolorosa. Ya sabes que si rascas mucho tiempo en el mismo sitio, duele.
  • Explórate, experimenta y lo más importante, recuerda que haces esto para disfrutar más, si no es así, si te produce agobio o malestar retrasar el orgasmo, no lo hagas. El sexo debe ser sinónimo de placer. Siempre.

Estás navegando en EroticFeel desde Estados Unidos y tenemos una web específica para tu país. Desde esta versión no hacemos envíos a Estados Unidos, para ello debes cambiar de versión. ¿Deseas continuar navegado en EroticFeel o prefieres cambiar a la web de Estados Unidos?