Consoladores

Distintos tamaños, colores, formas, materiales… pero todos ellos tienen algo en común: no disponen de vibración. En EroticFeel sabemos que el mundo de los consoladores es muy amplio y abarca todo tipo de posibilidades. Por eso te invitamos a que escojas el que mejor se adapte a tus gustos y hagas realidad todas tus fantasías.

Son la estrella de la fiesta, el amigo que siempre te saca una sonrisa, instrumentos de placer con miles de años de historia y que se han ido perfeccionando con el paso del tiempo. Llamados popularmente consoladores, es más correcto denominarlos dildos (palabra procedente del término italiano dilleto que significa placer) y hay muestras de su existencia desde el paleolítico a la Roma clásica. No existe sex shop en el mundo que no ofrezca en su catálogo diferentes consoladores, y déjanos que te digamos algo, un objeto que sobrevive a los siglos, a los cambios y a las innovaciones tecnológicas demostrando una y otra vez su capacidad para alegrarte la vida, merece (y mucho) la pena.

Aclaremos los términos primero, ¿qué sabes de los consoladores? Si crees que son solamente para uso y disfrute de las mujeres, déjanos decirte que no estás en lo cierto. Los dildos son juguetes sexuales, normalmente con forma fálica aunque no siempre, que no cuentan con ningún motor ni mecanismo de vibración. Su diseño y ergonomía es suficiente para estimularte hasta el orgasmo. ¿Que cómo? Introduciéndolo en la vagina o en el ano con la intensidad y el movimiento que decidas. De diferentes tamaños, elaborados con distintos materiales y con diferentes grados de firmeza, los consoladores son siempre una apuesta segura. 

Para hombres y para mujeres, para estimularte en solitario o como complemento ideal para llevar el encuentro sexual en pareja a otro nivel, los consoladores o dildos no pierden vigencia. ¿Para qué sirven? Para dar placer, algo tan en boga ahora como hace 2.000 años. 

¿Por qué comprar un consolador? 

Porque millones de personas a la largo de la historia no pueden estar equivocadas. Porque su uso es simple y su funcionamiento sencillo, sin instrucciones, pilas ni baterías que se agotan en el momento menos apropiado. Porque no entienden de sexos. Pero fundamentalmente deberías comprar un consolador porque te regalará una penetración profunda, poderosa y realista. 

Las cosas han cambiado mucho desde el primer consolador que se lanzó al mercado, atrás quedaron esos sencillos dildos de plástico que solíamos ver. La tecnología ha llegado al mundo de la juguetería erótica y lo que antes era una simple forma cilíndrica que utilizabas para poder masturbarte con penetración, ahora supone una auténtica experiencia en la que el juguete estimulará de forma efectiva todas las terminaciones nerviosas que encuentre a su paso. 

Y no, no solo hay consoladores para la penetración vaginal, también los hay para la estimulación anal. Dildos de diferentes tamaños, más grandes o más pequeños; de diferentes materiales, cristal o silicona; para estimular el punto G o tan realísticos que se podrían llegar a confundir con un pene real. La tarea de escoger un consolador en los tiempos que corren se ha complicado un poco, pero la buena noticia es que hay tantos que siempre encontrarás el tuyo. 

No seremos nosotros los que nos metamos en tu vida, pero las tendencias mandan y todas coinciden, los mejores consoladores los tenemos en EroticFeel.  ¡Qué más da que ya tengas uno! Como te hemos dicho antes, las cosas han cambiado mucho y los dildos actuales son una verdadera revolución. A solas o en pareja, siempre están de tu parte.

Tipos de dildos

A continuación te presentamos todos los consoladores que encontrarás en EroticFeel:

  • Consoladores con ventosa: para hacer la experiencia más fácil y cómoda, aquí tienes los mejores consoladores con ventosa del mercado. Un juguete erótico que te sorprenderá por su versatilidad. Su utilización no podría ser más sencilla, solo necesitas una superficie lisa y plana donde pegarlo y un buen lubricante. El resto corre de tu cuenta. Los consoladores con ventosa se adhieren fácilmente y te dejan las manos libres. ¿Y una sesión de sexo húmedo? Prueba tu nuevo juguete bajo el agua, su base se pegará sin problema en la ducha o bañera. Para hombres, para mujeres, para la penetración anal o vaginal, para disfrutar a solas o en pareja, para utilizar con arnés, las posibilidades son (casi) inagotables.
  • Consoladores anales: ni sucia, ni inmoral, ni pecaminosa, la penetración y la estimulación anal es tan antigua como lo son las relaciones humanas y sí, amigos y amigas, se extiende mucho más allá de las prácticas homosexuales. El ano, tanto para los hombres como para las mujeres, es una zona rica en terminaciones nerviosas y tratarlo como es debido puede provocar sensaciones muy placenteras. Aquí descubrirás que, ya seas un amante experimentado o un novato con ganas de aprender, todo lo que necesitas es el consolador adecuado y un buen lubricante. Tómatelo con calma y pregúntate de qué material quieres que esté elaborado tu nuevo consolador anal (silicona, vidrio, metal), de qué tamaño (largura y grosor) quieres que sea, y de qué color. ¿Es tu primera vez?, ¿lo vas a utilizar en pareja? Baraja todas las posibilidades y compara. Solo queda desterrar tabúes, abrir la mente y relajar el cuerpo. El placer te espera.
  • Consoladores femeninos: ¡sí! También hay consoladores exclusivamente femeninos. Además, ya casi hemos conseguido que cuando una mujer dice que tiene un consolador en su mesita de noche nos parezca algo muy normal. ¡Un gran paso! Los consoladores femeninos se pueden utilizar en solitario o en pareja, porque las normas las pones tú. Existen consoladores o dildos femeninos de miles de tamaños, colores y formas, pero todos tienen algo en común, y es que no tienen vibración. Los hay de grandes dimensiones para las más atrevidas y de tamaños más estándar para las más clásicas. 
  • Consoladores masculinos: porque los hombres también tienen derecho a divertirse y a disfrutar de su sexualidad sin normas ni tapujos. Tenemos que acabar con el estigma social de los consoladores masculinos. Fuera tabúes, y vamos a ver y a entender como algo totalmente normal y sano el hecho de que un hombre utilice un consolador anal para estimularse y conseguir placer. Un chico que no tiene un consolador no sabe lo que se pierde. ¿A qué esperar para probar un consolador anal y experimentar nuevas sensaciones que no te dejarán indiferente?
  • Consoladores realísticos: ¿por qué vas a comprar un pequeño y discreto vibrador si lo que quieres es un auténtico pene? Poderoso, grande, fuerte. Los consoladores realísticos son aquellos que imitan la apariencia y el tacto de un pene real. Lejos de artificios y formas imposibles, (si un pene real tuviera una cabeza flexible de hipopótamo estaríamos hablando de una curiosa deformación), estos dildos reproducen fielmente todos los rasgos y características del miembro masculino. Libres de látex y ftalatos para evitar reacciones alérgicas, recrean en cada vena y en cada detalle del tronco y del glande una erección poderosamente real. El rango de tamaños es amplísimo, 13, 15, 18, 20, 23 o 25 centímetros. Compara y elige. Depende exclusivamente de tus gustos y necesidades.
  • Consoladores gigantes: te gusta disfrutar de tu cuerpo y buscar el placer en las pequeñas pero también en las grandes cosas de la vida. Estás en el lugar indicado. En EroticFeel sabemos bien que cada persona tienes sus gustos y que todos son igualmente válidos. Para ti, que quieres sentir la plenitud de un gran consolador penetrándote, que prefieres la abundancia en todos los aspectos y que te ríes cada vez que alguien suelta eso de que ‘el tamaño no importa’, aquí tienes la selección que te hará la boca agua. De 18, de 20, de 23, de 25 centímetros… Relájate porque algo grande te espera.
  • Consoladores de punto G: fabricados en distintos materiales (silicona, cristal, acero), con distintas texturas, en diferentes colores y tamaños, todos los consoladores de punto G tienen en común la forma de su extremo, una curvatura similar a unos dedos que dicen ‘ven aquí’ y que estimulará directamente la pared frontal de tu vagina. Desde los más realistas hasta los que evocan un caballito de mar, todos tienen una punta curvada para masajear hábilmente esa región especial de tejido rugoso y un poco sobresaliente que contiene una compleja red de terminaciones nerviosas. Solo tienes que echar un vistazo al catálogo y elegir el modelo que más te guste sin temor, todos atinan. Prometido.
  • Consoladores de cristal: para vosotros que no os conformáis con cualquier cosa, que buscáis lo único, lo más exclusivo, el placer hecho arte, los consoladores de cristal, firmes y suaves, provocan sensaciones imposibles de conseguir con otro material. Estos juguetes, fabricados para durar toda una vida, son perfectos para las personas con alergias y con pieles muy sensibles, reduciendo el riesgo de que aparezcan irritaciones o molestias comunes con otro tipo de materiales.
  • Consoladores de silicona: ¿te pondrías unos implantes de cartón piedra? Ya nos imaginábamos. Duradera, segura, higiénica, suave, flexible y con una estupenda relación calidad precio, la silicona será siempre una apuesta segura. Si algo se vende mucho hay un motivo y ningún otro consolador se vende tanto como los de silicona. En EroticFeel hemos creado un catálogo con los mejores consoladores de silicona, los más demandados y los mejor valorados por los usuarios más exigentes. Porque tenemos una máxima: si vas a hacer algo, hazlo bien.

¿Aún tienes dudas acerca de los consoladores?

Populares y conocidos son, pero ¿a qué tienes un montón de preguntas sobre ellos? ¡EroticFeel al rescate! Nosotros nos encargaremos de dar solución a todas y cada una de tus dudas acerca de los consoladores. ¿Són seguros?, ¿quiénes los pueden utilizar?, ¿vibran? Conviértete en un experto o experta sobre los dildos, ¿a qué estás esperando?

Aunque normalmente se asocia la palabra consolador con un juguete en forma de falo, lo cierto es que consolador es cualquier juguete sexual, ya tenga forma realística o no, que no disponga de vibración. 

Depende de qué consolador uses. Hay consoladores para la estimulación anal (siempre tienen que disponer de un tope de seguridad) y consoladores para la estimulación vaginal. En todo caso, siempre se debe utilizar con lubricante (si el consolador está elaborado en silicona escoge siempre un lubricante de base de agua) e introducir con cuidado y sin prisa, recreándote en las sensaciones. 

No, esa es su principal diferencia con respecto a los vibradores. Los consoladores no tienen motor. 

Lava tu consolador después de cada uso con abundante agua tibia y jabón neutro o con un desinfectante específico para juguetes sexuales. 

Estás navegando en EroticFeel desde Estados Unidos y tenemos una web específica para tu país. Desde esta versión no hacemos envíos a Estados Unidos, para ello debes cambiar de versión. ¿Deseas continuar navegado en EroticFeel o prefieres cambiar a la web de Estados Unidos?