Llegan a EroticFeel los Smart Vibe Ring de Tenga, dos anillos para atarlos a todos al placer más intenso

Para conocerse, para experimentar, para que la pasión no decaiga, si un juguete erótico demuestra que tres no son multitud en la cama, el mejor para alcanzar el placer en pareja es el anillo vibrador. Y Tenga ha creado el anillo definitivo, un anillo para gobernarlos a todos, un anillo para atraerlos a todos y atarlos (no a las tinieblas, claro) sino al placer más intenso. Vale, igual estamos exagerando, lo de atar o no atar ya es cosa vuestra (aunque puede añadir un punto de morbo extra), pero lo que sí es cierto es que nunca volverás a ver el sexo con los mismos ojos. Alejado de sofisticados y complejos mecanismos, algo tan sencillo, ligero, y fácil de usar, revolucionará vuestras penetraciones y caricias.

Por fin han llegado a EroticFeel el Smart Vibe Ring (SVR) y el Smart Vibe Ring Plus (SVR Plus) de Tenga. ¿Quieres conocerlos?

Compacto, liviano (pesa solo 25 gramos) y extremadamente potente, el SVR de Tenga, disponible en tres colores (negro, rojo, y blanco), dispone de cinco niveles de vibración y dos patrones rítmicos diferentes. Ajústalo alrededor del pene y bájalo hasta la base para disfrutar de su traqueteo durante la penetración, o colócalo entre los dedos para estimular a tu pareja (o a ti mismo) con las manos. Ojo con esto, ya sabes que todo lo que se puede utilizar en pareja también se puede usar a solas. Para disfrutar no es necesario tener compañía.

Pasa de un nivel a otro, desde el más suave cosquilleo hasta la embestida más poderosa, combínalos y excita cada una de sus (o tus) zonas erógenas. No tengas prisa. ¿Para qué? El clímax será más que inevitable, ¿por qué no retrasarlo y alargar el placer al máximo?

¿Y el anillo pa’ cuando?

El Smart Vive Ring de Tenga, galardonado con el Red Dot en la categoría Diseño de Producto, está fabricado con silicona hipoalergénica completamente segura para el cuerpo, es recargable y lo mejor de todo, sumergible. ¿Un revolcón bajo el agua? ¿Un baño relajante? Perfecto, coge tu SVR de Tenga y a por ello, con una autonomía de 60 minutos a máxima potencia, tienes tiempo más que suficiente para enlazar orgasmos hasta que la piel se arrugue.

Si eres de los que eligen siempre la versión Pro, apuesta por el Smart Vibe Ring Plus de Tenga. Gracias a una potencia 1,5 veces superior al SVR original y a la incorporación de un nuevo patrón rítmico, tus noches (tardes, o mañanas, cualquier momento es bueno) de pasión alcanzarán nuevas cotas nunca vistas. Al igual que el Smart Vive Ring, coloca su anilla flexible y fácilmente adaptable en el pene y bájala hasta la base o ajústala en tus dedos para unas caricias de otro mundo.

Un poco más pesado que el SVR Original (34 gramos), debido a su motor más potente, dispone de cinco modos de vibración y tres patrones rítmicos diferentes. Muy elástico, cómodo, sumergible, y recargable, cuenta con 40 minutos de autonomía ininterrumpida a máxima potencia.

Elijas el que elijas, combínalo siempre con un lubricante a base de agua y la experiencia será alucinante. Ahora que ya tienes toda la información solo nos queda preguntarte, ¿y el anillo pa’ cuando?