Magnus Hirschfeld, el médico que realizó la primera cirugía de cambio de sexo

‘El alcalde de Río de Janeiro ordena retirar un cómic con un beso gay’, ‘Una pareja de lesbianas sufre una agresión homófoba en un autobús de Londres’, ‘Ataque homófobo en Barcelona: “Te voy a hacer heterosexual a hostias”’, o ‘Trump quiere legalizar el despido de LGTBI’, son solo algunos de los titulares más recientes en una búsqueda rápida sobre la homofobia en Google. ¿Cuánto hemos evolucionado? “El amor es tan diverso como lo son las personas” decía Magnus Hirschfeld, y es que este médico y sexólogo nacido en 1868 en la ciudad prusiana de Kolberg fue un pionero y activista incansable a favor de los derechos no solo de los homosexuales, también de todas las personas cuyo género no se correspondía con la asignación del sexo que recibieron al nacer. ‘El Einstein del sexo’, como muchos lo llamaban de forma peyorativa, desarrolló por primera vez la teoría no solo del tercer sexo sino de los ‘intermedios sexuales’, según la cual cada uno es una combinación única de rasgos masculinos y femeninos en proporciones variables.

En 1897 Hirschfeld fundó el Comité Científico Humanitario. Bajo el eslogan ‘Justica a través de la ciencia’, la considerada como primera asociación por los derechos de los homosexuales, se fijó dos objetivos: promover la investigación y la educación sexual, y derogar el artículo 175 del código penal alemán que condenaba las relaciones entre personas del mismo sexo. Más de cinco mil ciudadanos mostraron públicamente su apoyo firmando la petición de anulación, entre ellos, personalidades como Albert Einstein, Thomas Mann o Rainer Maria Rilke. La solicitud, llevada al Reichstag en 1898, solo fue apoyada por la minoría del Partido Socialdemócrata. A finales de la década de 1920 fue presentada de nuevo con mejores resultados, pero la Gran Depresión y el ascenso del fascismo arruinaron cualquier intento de apertura.

Divulgador incansable, Hirschfeld apostaba por el conocimiento como base para acabar con los prejuicios y hostilidades. En 1908 impulsó y dirigió la ‘Revista de Sexología’, primera publicación dedicada a la sexología como ciencia, y en 1919 fundó en Berlín el Instituto para el Estudio de la Sexualidad. La institución, dedicada a la investigación, formación y tratamiento de problemas sexuales de toda índole, defendía la educación sexual, la contracepción, el tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual y la emancipación de las mujeres. En sus instalaciones, Hirschfeld realizó también la primera cirugía de cambio de sexo de la que se tiene constancia, la de Lili Elbe (historia retratada en el libro ‘Man into Woman’ y llevada al cine como ‘La chica danesa’).

El fascismo consideró el trabajo de Hirschfeld un “peligro público” y parte de la “conspiración judía”. El 6 de mayo de 1933, y mientras Hirschfeld se encontraba fuera de Alemania como conferenciante, las tropas nazis destruyeron el Instituto, saquearon sus archivos y quemaron los libros. De esos archivos nacen las ‘listas rosadas’ utilizadas por la Gestapo para identificar a los homosexuales. Magnus Hirschfeld murió en el exilio en Francia en 1935. El artículo 175 del código penal alemán estuvo vigente hasta 1994.