Stealthing, ni tendencia ni moda, violencia sexual

Sara Martínez 04/12/2020

Me comenta el asunto una compañera. Últimamente el término aparece con tanta frecuencia que cualquier usuario activo de las redes sociales se lo ha encontrado por escrito. “Parece que está de moda”, me dice. Efectivamente, una búsqueda rápida en Google arroja casi dos millones de resultados. Así que justo cuando pensábamos que estábamos fuera, nos vuelven a meter dentro, no fuera de un mundo en el que las agresiones sexuales no existen, claro, pero sí en uno en el que al menos ya no se debate qué constituye un abuso y qué no. Una ilusión absurda, porque la mierda nos sigue llegando a unos tobillos ahora al aire. ‘Stealthing’, lo llaman. Un término que en inglés significa “en sigilo” y que trivializa una práctica que solo le puede parecer inofensiva a un sociópata o alguien que sigue creyendo en la superioridad de su pene por encima de todas las cosas. Definido como la extracción no consentida del condón durante la relación sexual cuando la pareja solo ha dado su consentimiento para mantener relaciones protegidas, el ‘stealthing’ no implica únicamente exponer a la víctima a riesgos como enfermedades y embarazos no deseados, también es una violación de la dignidad y la confianza de la otra persona, por no mencionar que si el acuerdo es tener sexo con preservativo y tú te lo quitas sin permiso y en secreto, el acuerdo ya no existe.

¿Cómo vas a denunciar que durante una relación sexual previamente consentida tu pareja se ha quitado el condón sin decirte nada? ¿Te van a creer o lo van a poner en duda? Es más, ¿cómo puedes demostrarlo si él declara que se le cayó sin querer o que fue un descuido y no algo premeditado? El 27 de octubre de 2020, El País titulaba ‘Absuelto un hombre que afrontaba cuatro años por sacarse el condón sin permiso’. La sentencia de la Audiencia de Barcelona concluía que no había pruebas “de que el acusado se quitara el preservativo de forma intencionada, ni de que su pareja exigiera que usara condón como condición sine qua non para mantener relaciones sexuales con él”.

De poder demostrarse, el Código Penal español en su Artículo 181 define el abuso sexual como la "realización de actos atentatorios a la libertad y la indemnidad sexual de otra persona, sin violencia ni intimidación y sin el consentimiento válido de ella". Y por eso en nuestro país ya se condenó el ‘stealthing’ a mediados del 2019 como conducta delictiva. Si embargo, la dificultad de probar los hechos no es el único escollo. El estudio realizado por la profesora Alexandra Brodsky y publicado en el Columbia Journal of Gender and Law sostiene que aunque muchas mujeres se sienten violadas, pocas se animan a denunciar la práctica. La investigación, la más completa realizada hasta el momento, recaba el testimonio de víctimas y agresores. “Normalmente me exigen que me ponga uno, pero me lo saco en algún momento del acto. La mayoría de las veces no se dan cuenta”, relata uno de ellos.

Brodsky desvela que existen foros online donde no solo se promueve el ‘stealthing’, sino que también se dan consejos sobre posibles excusas a dar si te pillan como ‘pensé que estabas de acuerdo’, o las mejores posturas para deshacerte del preservativo sin que tu pareja se entere. Algo así como el manual del buen violador, todo lo que necesitas saber para convertirte en un hijo de puta y que nadie lo sepa. Quizá una nueva norma que contemple este tipo de prácticas como lo que verdaderamente son ayudaría a víctimas, abogados y jueces a afrontar y castigar en su justa medida viejos abusos con nuevos nombres.

El consentimiento es libre y reversible, igual que se da puede quitarse. Puedes acceder a mantener relaciones sexuales y cambiar de opinión cuando te venga en gana. Los acuerdos deben respetarse y quitarse el condón a escondidas no solo es cobarde y peligroso, es una violación en toda regla. Hay cosas que parece mentira tener que explicar a estas alturas del cuento y una de ellas es que no, no puedes hacer lo que te salga, literalmente, de la polla.

Estás navegando en EroticFeel desde Estados Unidos y tenemos una web específica para tu país. Desde esta versión no hacemos envíos a Estados Unidos, para ello debes cambiar de versión. ¿Deseas continuar navegado en EroticFeel o prefieres cambiar a la web de Estados Unidos?