Cómo masturbarse en la ducha

Cómo Masturbarse en la Ducha

Victoria Abril lo borda. Al margen de su opinión sobre las vacunas, la sonrisa de la actriz mientras un submarinista de plástico nada por el agua de la bañera abriéndose camino entre sus muslos es mejor que la de la Mona Lisa. Tan convincente fue su placer que Yankilandia calificó de pornográfica la película de Almodóvar. Para qué negarlo, el agua y la masturbación están íntimamente unidas. Por eso las escenas de alto voltaje onanista se suceden en las películas convencionales. Sharon Stone masturbándose bajo la ducha en 'Acosada', la protagonista de ‘La forma del agua’ masturbándose furiosamente en la bañera, o Lester Burnham al comienzo de American Beauty (antes de que supiéramos que a Kevin Spacey le gustaba ir por ahí acosando a jovencitos) cascándosela en la ducha. “Para mí, el mejor momento del día” asegura.

No sabemos si tiene que ver con la privacidad que todos tenemos en la ducha, con el vapor del agua caliente, la sensación de relajación, la desnudez, o con una mezcla de todo, pero lo cierto es que gusta, y mucho. Aunque si lo has intentado ya sabrás que no siempre sale tan bien como lo pinta el cine. Invierte en una alfombra antideslizante para no partirte el cráneo y sigue leyendo para saber cómo y con qué sacar el máximo partido a estos dos placeres combinados. Preparados, húmedos, ¡acción!

¿Por qué masturbarse en la ducha?

Porque es un placer, como desayunar fuera de casa o beber leche condensada directamente del bote. Y los placeres no son tantos, así que conviene derrocharlos. Si eres de los que buscan razones prácticas, piénsalo, ya estás desnudo, solo (aunque acompañado también mola), gozas de intimidad y el agua caliente está haciendo su trabajo. La temperatura es perfecta y también tu estado de ánimo. No encontramos mejor manera de empezar o acabar el día. Solo una cosa. A menos que te excite el peligro de que alguien pueda pillarte con las manos, literalmente, en la masa, no lo hagas en la ducha del gimnasio, es una guarrada.

Formas de masturbarse en la ducha: mujeres

Ay, amiga, en esto sales ganando. Son famosas las bondades el chorro de agua aplicado en el lugar correcto y con la potencia adecuada. De hecho, y como curiosidad histórica, durante los primeros años de la Inglaterra victoriana, la tecnología masturbadora estrella, tal y como explica Josep Lapidario, fue la ducha a presión de agua dirigida hacia la vulva. “En los departamentos femeninos de los balnearios de lujo era frecuente encontrar estas duchas ‘estimulantes locales de la región pélvica’”. Ya ves que lo de la alcachofa de la ducha no es algo que hayan inventado los ‘milenials’. La clave está en relajarte y comenzar alejando y acercando el chorro al clítoris haciendo ligeros movimientos circulares. La presión del agua, claro, es crucial, si en tu ducha apenas sale un hilillo no conseguirás excitarte, tenlo en cuanta a la hora de mudarte.

Si sabes tocarte y llevarte al cielo, también puedes dejar que el agua caiga sobre tu cuerpo mientras las manos hacen su trabajo. Pero, y aquí va nuestra recomendación estrella, existen en el mercado juguetes sexuales, específicamente pensados para ser utilizados bajo el agua. Lo mejor es que pruebes uno, la combinación de intimidad, calor, vapor y tecnología es brutal, haznos caso.

Vibradores sumergibles

En este punto podríamos escribir páginas y páginas, porque la industria conoce bien las demandas de sus clientes y la del vibrador sumergible era una de las más acuciantes. Así que dicho y hecho, ¿quieres un vibrador conejito rampante que te estimule bajo el chorro de agua caliente? Prueba el Soraya Wave de LELO, el Satisfyer Mono Flex, el Osé 2 de Lora DiCarlo o el Lovense Nora. ¿Un estimulador de clítoris que simule el sexo oral? El Ora 3 de LELO. ¿Un estimulador que imite el movimiento de un dedo experto acariciándote el clítoris? El Carezza de Lora DiCarlo. ¿Un vibrador de punto G? Cualquier modelo de Satisfyer.

Succionadores sumergibles

La chica de Psicosis no hubiera puesto esa cara de pánico si por lo menos le hubieran dado un succionador de clítoris para alegrar su ducha un rato antes de apuñalarla. Ya sabes lo que hace, rodea tu clítoris sin contacto para llevarte al clímax en pocos minutos gracias a las ondas de presión que penetrarán en cada terminación nerviosa de tu órgano mágico. Pues ahora prueba a utilizarlo bajo el agua, la sensación es totalmente nueva y por suerte, la mayoría de los succionadores de clítoris que encontrarás en el sexo shop online EroticFeel son completamente sumergibles. Desde el celebérrimo Satisfyer Pro-2 Vibration al deseado Sona de LELO, pasando por el LELO Sila, los Satisfyer Curvy o el Womanizer Classic.

Formas de masturbarse en la ducha: hombres

Supongo que no hace falta que te expliquemos lo básico, tú sabes perfectamente cómo utilizar tus manos en la ducha o fuera de ella para llegar al orgasmo en minutos. Ahora bien, quizá lo que no tengas tan claro es que hay masturbadores masculinos que convertirán tu masturbación en la ducha en la octava maravilla del mundo, y decimos octava porque las siete primeras ya están cogidas. Atiende. Desde el Satisfyer Men Heat Vibration que estimula el glande con diferentes patrones de vibración al F1S Developer’s Kit de LELO o el masajeador prostático LELO Bruno, casi todos los juguetes sexuales masculinos son sumergibles. Anillos para el pene, vibradores anales… todo lo que se te ocurra. El placer será mayor a partir de ahora, y también la factura del agua.

Consejos para masturbarse en la bañera

Ahora te daremos solo un par de consejos para que le saques el máximo partir a la masturbación en la bañera:

  • Prepara el ambiente: la temperatura del agua, las luces… sabemos que si se trata de una masturbación rápida no vas a poner velas, pero si lo que quieres es disfrutar de un buen rato, pierde unos minutos en preparar el ambiente.
  • Asegúrate de que el juguete que vas a usar, en caso de que uses uno, sea sumergible y tenga batería.
  • Utiliza un lubricante. Y no, el gel de ducha no es un buen lubricante. Para utilizar debajo del agua, lo más conveniente sería un lubricante de silicona, no obstante, si vas a utilizar un juguete de silicona, apuesta por un lubricante de agua para no dañar el material.

Detectamos que navegas desde una ubicación diferente a la que corresponde a esta web. Por favor, confírmanos que sitio quieres visitar