¿Cómo se utilizan las balas vibradoras?

Cómo se utilizan las balas vibradoras
EroticFeel 24/4/2021

Ya sabes lo que dicen, unas veces la bala te busca a ti y otras eres tú quien busca a la bala. Si es tu caso, has dado en el clavo. Para concretar, las balas vibradoras son vibradores pequeños con una forma que recuerda a un proyectil, de ahí su nombre. Sus ventajas son innumerables y su funcionamiento, como vamos a explicarte, sumamente sencillo. Además, son el ejemplo perfecto de que el tamaño no importa en lo que a placer se refiere. Repetimos: el tamaño no importa, ni un vibrador más grande ni un pene colosal proporcionan, por el mero hecho de serlo, más satisfacción sexual. En las mujeres, las partes más sensibles son el clítoris y el primer tercio de la vagina. En los hombres, el glande del pene, el perineo y el punto P (situado al lado de la próstata lo ideal para estimularlo es recurrir a un masajeador prostático). Pues bien, excepto el punto P, las balas vibradoras serán el instrumento perfecto para excitar las zonas más erógenas de la anatomía hasta el delirio.

Mucho ha llovido desde los primeros juguetes sexuales, dildos realísticos de gran tamaño diseñados para la penetración. También los primeros ordenadores ocupaban un cuarto entero, y qué quieres que te digamos, es mejor poder consultar a qué distancia estamos de Cuenca desde el smartphone que llevamos en el bolsillo. Presta atención porque todo lo que necesitas saber está en este artículo. Algunas pistas, ¿son para mujeres?, sí, ¿y para hombres?, sí, ¿para utilizar a solas?, por supuesto, ¿y para disfrutar en pareja?, faltaría más.

¿Para qué sirve una bala vibradora?

Es un juguete sexual, y, por cierto, de los más demandados, por lo tanto su única función es darte placer. Algunas pueden introducirse en la vagina (como la nueva Drift con función calor de Lora DiCarlo, la Ambi de Lovense o la Romp Beat) y otras han sido diseñadas únicamente para el masaje externo (como la Sweet Vibrations Bullet de Bijoux Indiscrets o Tango X de We-Vibe), no obstante, todas regalan una estimulación precisa de las principales zonas erógenas.

Las balas vibradoras sirven para incrementar la excitación y el deseo con caricias que precedan a otro tipo de juegos o como plato principal y fin de fiesta perfecto. Realizando el recorrido adecuado y deteniéndote sobre los puntos correctos el orgasmo llegará en pocos minutos. Dilatarlo en el tiempo será cosa tuya, depende de cuánto quieras que dure el placer. Si necesitas una guía de cómo usarla paso a paso para ver las estrellas mejor que desde la cubierta de un velero, sigue leyendo y te explicamos exactamente lo que debes hacer para colonizar Marte.

Por cierto y antes de que se nos olvide, las balas vibradoras sirven para casi todo, pero nunca para penetrar el ano. Cualquier juguete anal debe disponer de un tope de seguridad y no es el caso de las balas vibradoras. Haznos caso, no es divertido terminar tu sesión de masturbación en urgencias mientras un médico en prácticas (que se lo contará a todo el mundo en cuanto termine su turno) te extrae del intestino un juguete.

¿Qué ventajas tiene usarlas?

Las balas vibradoras no suelen medir más de 10 centímetros. Dotadas con un potente motor, su vibración es tan eficaz como la del vibrador más grande del mercado. Todas cuentan con diferentes intensidades para modelar tu estimulación y son los juguetes sexuales más discretos que existen. ¿Ventajas? Todas. Llévala siempre encima, en tu bolso o en tu neceser, apenas ocupan espacio. Se pueden utilizar a solas o en pareja y sirven para estimular cada una de tus zonas erógenas sin limitarse solo a una. ¿Quieres más ventajas? Hay balas vibradoras de muchos tipos: de distintos tamaños, recargables, sumergibles, con mando a distancia y hasta compatibles con aplicaciones móviles para que tu amante pueda llevarte al orgasmo desde la otra parte del mundo.

¿Cómo funcionan las balas vibradoras?

El uso de las balas vibradoras es completamente intuitivo. Te aconsejamos, por supuesto, leer las instrucciones de cada una porque su funcionamiento puede variar ligeramente, no obstante, todas cuentan con un botón de encendido que en algunos casos sirve también para incrementar o disminuir la intensidad de la vibración. Otras, cuentan además con un botón de + y otro de – para recorrer sus distintos patrones y velocidades. Solo tienes que ponerla en marcha, aplicarte un poco de lubricante de base acuosa para potenciar las sensaciones y facilitar el deslizamiento y dejar que su punta recorra tu cuerpo haciendo parada en tus rincones favoritos. No hay pérdida, por muchas vueltas que dé siempre llegará a su destino.

Con pilas o recargables

Aunque la mayoría de las balas vibradoras que encontrarás en EroticFeel son recargables e incluyen su propio cable de carga, algunos modelos funcionan con pilas, como el caso de la bala vibradora de Bijoux Indiscrets, la bala vibradora de Cincuenta Sombras de Grey, y la mayoría de las balas de Rocks-Off. Tanto las recargables como las que requieren pilas tienen sus adeptos incondicionales. Lo bueno es que ni la intensidad de la vibración ni el placer se ven alterados por el tipo que elijas.

Para usar a distancia

Sí, también hay balas que se funcionan con un mando a control remoto o con una aplicación a través del móvil. La tecnología ha llegado a la juguetería erótica para mejorar tu placer y para facilitar tus relaciones a distancia. Se acabaron las videollamadas que pretender ser sexys y acaban siendo vergonzosas, con la bala Ambi de Lovense, por ejemplo, tu pareja podrá estimularte a dos metros o a 2000 kilómetros de distancia. Ya no hay fronteras. ¿Y si le das un toque picante a tu vida sexual de pareja con la bala Lyla 2 de LELO? Colócate y cede el mando. Te llevará al éxtasis sin tocarte.

Úsalas a solas o en pareja

Todo es más divertido con una bala vibradora en medio. Somos de la opinión de que cualquier juguete sexual se puede utilizar pareja, incluso los que están diseñados específicamente para hombres o para mujeres. Pero en el caso de una bala vibradora no hay sexo que valga (biológico, decimos, del otro habrá mucho). Úsala para despertar el deseo de tu pareja, para estimular cada una de sus zonas erógenas. Deja que recorra los pezones, el clítoris, los testículos, el perineo, los labios vaginales, todo lo que se te ocurra. No necesitaréis salir de la habitación para tener un viaje alucinante.

Cómo usar una bala vibradora paso por paso

En el caso de los hombres, son perfectas para estimular directamente los testículos o el perineo (donde se concentran multitud de terminaciones nerviosas). ¿Quieres un consejo? Si se combina la estimulación manual del glande del pene con la estimulación de los testículos y el perineo con la punta de la bala vibradora, el clímax será tan imparable como intenso.

¿Y ellas? Hay pocos juguetes más eficaces para la masturbación femenina. Todas las balas vibradoras que encontrarás en el sex shop online EroticFeel cuentan con distintas intensidades e incluso patrones de vibración. Empieza por uno suave para acariciar el lóbulo de las orejas y bajar por el cuello hasta los pezones. Sin prisa, que una cosa es comer un sándwich delante del ordenador en quince minutos y otra no tener tiempo ni para deleitarte antes de llegar al orgasmo. Baja ahora despacio pasando por la ingle hasta la cara interna de los muslos. ¿Sientes el cosquilleo, la sangre que se agolpa, la mente que se nubla? Perfecto. Es el momento de subir a los labios vaginales, de recorrerlos y rodear el clítoris. Tu deseo te indicará cuándo tienes que apoyar delicadamente la precisa punta de la bala vibradora sobre él para dejar que el mundo se acabe.

Detectamos que navegas desde una ubicación diferente a la que corresponde a esta web. Por favor, confírmanos que sitio quieres visitar