Pjur entra con fuerza en EroticFeel

En EroticFeel sabemos, que aunque el placer es subjetivo, los beneficios de un buen lubricante son completamente cuantificables. La lubricación natural merma con la edad pero también disminuye en determinados momentos del ciclo menstrual, con la toma de algunos medicamentos, en situaciones de estrés o ansiedad, y desde luego, en contra de lo que muchos piensan, lubricación y excitación no siempre van de la mano. Eso si hablamos de partes del cuerpo que lubrican de forma natural, como la vagina, que si lo que buscamos es la estimulación anal siempre, y repetimos, siempre, es necesario ser generosos con el lubricante apropiado. No inventamos nada, los romanos ya utilizaban el aceite de oliva para engrasar sus zonas íntimas, e incluso creían que funcionaba como anticonceptivo (¡sorpresa!, no es así), En China, Japón y Corea era famoso el carragenano, una sustancia pegajosa procedente de las algas, y tampoco desdeñaban el aceite de clavo, al que atribuían propiedades analgésicas y relajantes.

Truquillos caseros aparte, en el siglo XXI contamos con grandes lubricantes supeditados a estrictos controles de calidad y completamente amigables y seguros con nuestro cuerpo. Si eres de los que prefieren lo vintage, cómprate unos pantalones de campana y una colección de discos de vinilo, pero no te la juegues con tus partes más delicadas. Ahora, en EroticFeel, tenemos todos los productos (y son muchísimos) de la marca de lubricantes y productos para el cuidado de la piel referente en el sector. Pjur, con más de 20 años de experiencia a cuestas, apuesta por ingredientes naturales de alta pureza para la fabricación de sus lociones, sprays y sérums (todo fabricado al 100% en Alemania, sin excepciones), y vende en más de 70 países en los cinco continentes. Más que avalada por profesionales y usuarios, Pjur cuenta con un amplísimo catálogo para cubrir todas las necesidades, desde el cuidado de las pieles extremadamente sensibles, a productos que prolongan el placer y retrasan la eyaculación.

¿Piel sensible? ¿Sequedad vaginal? De agua o de silicona, Pjur cubre todas tus necesidades

Cógenos de la mano y deslicémonos juntos por el resbaladizo tobogán de placer de Pjur. Lo primero que tienes que saber es que todos sus lubricantes han sido dermatológicamente probados, son absolutamente compatibles con cualquier preservativo de látex y, aunque no tienen sabor, se pueden ingerir de manera segura. ¡Aunque tampoco tienes que bebértelos a morro de la botella!

Ahora pregúntate, ¿qué es lo que estás buscando? ¿Un lubricante todoterreno y excepcionalmente duradero para practicar sexo en la cama, en la bañera o donde te venga en gana? ¿Un lubricante para iniciarte en el mundo del sexo anal o para las prácticas más intensas? ¿Algo diseñado especialmente para la piel sensible de la mujer que combata la sequedad vaginal y respete el pH? ¿Una loción de masaje que te transporte al trópico? ¿O quizá un lubricante vegano, sin conservantes ni pruebas en animales? Da igual cuáles sean tus necesidades, en Pjur las cubren todas.

Pjur Original es el lubricante más vendido de la marca y uno de los lubricantes de silicona más populares en todo el mundo. Excepcionalmente eficiente y duradero, bastan unas gotas para disfrutar horas y horas. Perfecto para una buena sesión de sexo acuático. El Pjur Woman es su versión femenina, sin perfumes ni conservantes, cuida y protege las pieles sensibles. ¿Prefieres un lubricante acuoso? Como ya sabrás, los lubricantes de agua se absorben más fácilmente, dejando la piel suave e hidratada. El Pjur Aqua y el Pjur Woman Aqua en todas sus versiones (vegano, enriquecido con aloe vera o sin conservantes, parabenos, ni glicerinas) intensificará tu placer, facilitará la penetración y te proporcionará un placer suave y duradero.

Si los efectos térmicos te ponen a mil, ¿qué tal un soplo de aire fresco en medio de la pasión ardiente del momento? Pjur Cool, con base de agua y mentol, despertará tus sentidos intensificando las sensaciones de placer. Pasa del frío al calor en un segundo. ¿Quieres orgasmos más intensos? ¡Vaya pregunta! Este producto está diseñado exclusivamente para ellas, un spray que incrementa el deseo y la sensibilidad del clítoris, produciendo un hormigueo y potenciando el clímax. Enriquecido con ginseng, solo tienes que pulverizar dos o cuatro veces sobre el clítoris o la abertura vaginal y esperar unos segundos. ¡Pura magia!

Combate la eyaculación precoz con Pjur

¿Quieres durar más en tus relaciones sexuales? En lubricante, en suero o en spray, Pjur ha lanzado su línea Superhero para prolongar el placer y alargar las relaciones sexuales. Lo mejor es que contiene únicamente ingredientes naturales, sin anestésicos locales como la lidocaína y la benzocaína, muy comunes en productos similares de otras marcas, puedes usarlo a diario y tanto como quieras. Reduce la hipersensibilidad del glande sin adormecerlo para disfrutar durante mucho más tiempo. También el Pjur Med Pro-Long te ayudará a combatir la temida eyaculación precoz. Su fórmula a base de un ingrediente activo procedente de la corteza del roble, y de pantenol, posee un efecto desensibilizador y calmante, tu mejor aliado para retrasar el orgasmo.

¿El mejor lubricante para sexo anal?

Prepárate para la revolución del sexo anal. Pjur Back Door y Pjur Analyse Me, dos gamas de lubricantes, más o menos intensos, para que la estimulación anal sea de todo menos dolorosa. De silicona o de agua, su alta concentración permite un efecto duradero y totalmente respetuoso con la piel. La penetración será más suave, solo tienes que aplicarlo y comenzar como empieza todo lo bueno, poco a poco. Estimula primero con los dedos o con algún plug anal de pequeño tamaño para favorecer la dilatación y abandónate al placer más puro.

¿Y si empezamos con un buen masaje?

¿Hay algo más erótico que un buen masaje? Y Pjur tiene las lociones perfectas para que la experiencia sea una auténtica maravilla. Sin aceites, sin grasas, y enriquecidas con vitamina B5 y aceite de jojoba, los Pjur Spa ScenTouch combinan el cuidado de la piel, el tacto y el aroma ligero para que todo sea de lo más estimulante. El preámbulo perfecto de una gran noche, (o mañana, todo es cuestión de gustos y de tiempo disponible). ¿Un consejo? Déjate llevar, hasta dónde ya es cosa tuya.