Lovense

El hambre agudiza el ingenio, dicen, y lo mismo pasa con la falta de sexo. En 2009, el fundador de la marca manten√≠a una relaci√≥n a distancia pero el mercado no ofrec√≠a soluciones. En solo un a√Īo naci√≥ Remote Pleasure, un vibrador a control remoto que se controlaba a trav√©s de Skype. La aventura hab√≠a comenzado.

-21 %
Lovense Lush 3 Huevo Vibrador a Control Remoto
Lovense Lush 3
stars-empty
stars
5,00 (2)
$125.300
$159.000
Ver producto Ver producto
-26 %
Lovense Nora Vibrador
Lovense Nora
stars-empty
stars
-
$117.000
$159.000
Ver producto Ver producto
-26 %
Lovense Osci 2 Vibrador
Lovense Osci 2
stars-empty
stars
-
$117.000
$159.000
Ver producto Ver producto
-26 %
Lovense Domi 2 Estimulador
Lovense Domi 2
stars-empty
stars
-
$117.000
$159.000
Ver producto Ver producto
-26 %
Lovense Max 2 Masturbador
Lovense Max 2
stars-empty
stars
-
$117.000
$159.000
Ver producto Ver producto
-26 %
Lovense Ferri Estimulador para Braguitas
Lovense Ferri
stars-empty
stars
-
$117.000
$159.000
Ver producto Ver producto
-26 %
Lovense Diamo Anillo Vibrador Caja
Lovense Diamo
stars-empty
stars
-
$117.000
$159.000
Ver producto Ver producto
1

La historia de la literatura y el cine est√° repleta de relatos de amor a distancia, dif√≠ciles, dolorosos. T√≥rridos y desdichados romances, parejas separadas por miles de kil√≥metros sin poder tocarse, condenadas a so√Īarse con m√°s o menos fortuna. El ejemplo que m√°s nos gusta es el de James Joyce y Nora Barnacle. Separados largas temporadas, el exc√©ntrico autor de Ulises y su esposa manten√≠an una correspondencia √≠ntima que a√ļn hoy se conserva. ‚ÄúTe sue√Īo a veces en posiciones obscenas. Imagino cosas muy sucias, que no escribir√© hasta que vea qu√© es lo que t√ļ me escribes. Los m√°s insignificantes detalles me producen una gran erecci√≥n (‚Ķ) En algunos momentos me siento loco, con ganas de hacerlo de alguna forma sucia, sentir tus lujuriosos labios ardientes chup√°ndome, follar entre tus dos senos coronados de rosa, en tu cara, y derramarme en tus mejillas ardientes y en tus ojos, conseguir la erecci√≥n frot√°ndome contra tus nalgas y poseerte sodom√≠ticamente‚ÄĚ Como veis, no les iba el recato, manten√≠an la llama de la pasi√≥n viva mediante la versi√≥n m√°s antigua del sexting, las cartas de papel que no llegaban como los wasap en tiempo real, sino que pod√≠an tardar meses en alcanzar a su sufrido destinatario. ¬ŅQu√© no habr√≠an hecho de haber existido Lovense? Maravillas.

El hambre agudiza el ingenio, dicen, y lo mismo pasa con la falta de sexo. En el a√Īo 2009, el fundador de la marca manten√≠a una relaci√≥n a distancia. ‚ÄúLa falta de intimidad era un problema‚ÄĚ, cuentan en la web de la compa√Ī√≠a. Si √©l se ve√≠a en una situaci√≥n as√≠, otros estar√≠an pasando por lo mismo. Sin embargo, el mercado no ofrec√≠a por aqu√©l entonces grandes soluciones para las parejas que buscaban juguetes teledild√≥nicos y as√≠ germin√≥ la aventura. En solo un a√Īo naci√≥ Remote Pleasure, un vibrador a control remoto que se controlaba a trav√©s de Skype. El invento fue todo un √©xito, pero sab√≠an que se pod√≠a mejorar.

Primeros prototipos

En 2013 lanzaron al mercado Max y Nora, los primeros juguetes de su clase que funcionaban a través de una aplicación. Nora fue el primer conejito rampante con bluetooth y Max fue el primer masturbador masculino con bluetooth. Lo más fabuloso de estos dos artículos no era solo que se pudieran controlar tanto a distancias cortas como a miles de kilómetros, es que ambos ofrecían la posibilidad de sincronizarse entre ellos (un Max con un Nora, un Nora con un Nora, o un Max con un Max) y uno respondería a los movimientos del otro. El futuro era esto y miles de personas le dieron la bienvenida.

Los a√Īos siguientes fueron vertiginosos, en 2015 sali√≥ a la venta Lush, un¬†vibrador de bala a control remoto muy poderoso y con nuevas funcionalidades gracias a la implementaci√≥n de una nueva aplicaci√≥n. La respuesta de los usuarios fue tan buena que lleg√≥ a recaudar m√°s de cien mil d√≥lares en la web de crowdfunding Indiegogo. Su intenci√≥n era haber lanzado el Lush y un vibrador anal con bluetooth al mismo tiempo, no obstante, pasaron 18 meses m√°s antes de tener el plug a punto, la respuesta en Indiegogo fue una vez m√°s incre√≠ble, llegando a recaudar por este juguete m√°s de 200.000 d√≥lares en compras anticipadas.

Balas, estimuladores de próstata y vibradores de punto G

Ambi, un mini vibrador de bala con dise√Īo √ļnico, Edge, un masajeador de pr√≥stata ajustable, Domi, un mini wand super potente, y Osci, un juguete para el punto-G con tecnolog√≠a oscilante patentada. El 2017 fue un gran a√Īo para el equipo de Lovense que lanz√≥ cuatro juguetes er√≥ticos consiguiendo recaudar m√°s de 327.000 d√≥lares en compras anticipadas en la misma plataforma de crowdfunding. Llegaron despu√©s dos nuevas aplicaciones, el adaptador bluetooth USB para poder conectar cualquier juguete Lovense a un PC Windows, y las nuevas versiones de los juguetes (el Lush 2, el Domi 2, el Max 2 y el Osci 2), resultado del gran trabajo realizado en los √ļltimos a√Īos por una marca que ha conseguido erigirse como referencia en el mundo de la jugueter√≠a er√≥tica a distancia.

Calidad y seguridad

Lovense utiliza en la elaboraci√≥n de sus productos materiales de alta calidad absolutamente seguros para el cuerpo. La gran mayor√≠a han sido fabricados con silicona m√©dica, a excepci√≥n, por ejemplo, del Max 2, con una manga interior de TPE hipoalerg√©nica. Los dise√Īos han sido pensados para adaptarse de forma c√≥moda a las curvas propias del cuerpo facilitando su uso a solas o en pareja.

Todos los juguetes eróticos de Lovense son sumergibles, recargables y prácticamente silenciosos. En cuanto a la configuración de las aplicaciones, no se requiere ninguna habilidad técnica, es completamente intuitivo. Solo debes seguir paso a paso las instrucciones que te irán apareciendo una vez la descargues en tu dispositivo móvil.

Con Lovense las relaciones a distancia no volver√°n a ser lo mismo. Prometido.

SYSTEM_GEOWEB_TITLE

Detectamos que navegas desde una ubicación diferente a la que corresponde a esta web. Por favor, confírmanos que sitio quieres visitar