Guía para usar un vibrador de bragas o unas bragas vibradoras

Guía para usar un vibrador de bragas o unas bragas vibradoras
EroticFeel 15/4/2021

Ni lanzarte en paracaídas, ni nadar entre tiburones, ni hacerte periodista en México, si lo que buscas es una auténtica aventura, ponte unas bragas vibradoras o coloca un vibrador en tus bragas, cede todo el control a tu pareja y sal a la calle. Queda con amigos, vete al cine, a un restaurante o a una entrevista de trabajo (eso sí que es riesgo extremo) e intenta contenerte mientras otra persona controla los distintos patrones de vibración. Tal vez con un suave cosquilleo acariciando tu clítoris aún puedas contenerte, pero ¿serás capaz de seguir la conversación cuando las vibraciones más salvajes penetren en todo cuerpo hasta hacerte perder el sentido? ¿Serás capaz de controlar tus gestos? ¿Podrás mantener la compostura mientras el orgasmo se acerca? Es todo un reto, pero no como el de salir a correr en ayunas, este sí que es divertido.

Si eres de las que jamás dice que no cuando abren una caja de bombones, de las que siempre dice que sí a tomar la última, de esas que huyen de la mediocridad y se lanzan al vacío (o te gustaría serlo), esta es la oportunidad que estabas buscando. El peligro siempre es excitante y aquí el único que corres es que te pillen. En EroticFeel siempre defendemos la alegría y las bragas vibradoras te la proporcionarán a raudales. Sal de eso que ahora llaman ‘zona de confort’ y añade un poco de sal a tus días.

¿Qué son las bragas vibradoras?

Podríamos responder que la octava maravilla del mundo y quedarnos tan panchos, pero vamos a explayarnos algo más. Las bragas vibradoras son pequeños y discretos vibradores que se ajustan a tus braguitas. ¿Cómo? Algunos modelos como el Panty Vibe de Liebe incluyen unas bragas con un bolsillo para introducir el juguete y otros como el Sexy Secret de Satisfyer cuentan con un cabezal imantado que se ajusta sin moverse a tu ropa interior; pero todos tiene una característica en común: pueden controlarse a distancia. Esa es la clave, porque si estás en una cena no vas a andar tocándote sospechosamente para cambiar los patrones de vibración. Por eso, algunos modelos se controlan con un mando a distancia que tiene un radio de actuación de varios metros y otros pueden manejarse desde cualquier parte del mundo gracias a una aplicación móvil.

A solas o en pareja, en público o en privado (aunque para qué engañarnos, tiene más gracia en público), las bragas vibradoras estimulan la parte externa de la vagina y el clítoris con diferentes modos de vibración. Son el último grito en juguetería erótica y no es que a nosotros nos importen las modas cuando de placer se trata pero, si utilizar un estimulador para braguitas se ha convertido en una de las fantasías sexuales preferidas de millones de personas, será por algo.

¿Cómo se usan?

Esa es la mejor parte, el uso de las bragas vibradoras es sumamente sencillo. Nada de complejos aparatos con instrucciones que son más difíciles de entender que la factura de la luz. Simplemente tienes que colocar el vibrador en tu ropa interior. Como hemos dicho, algunos modelos incluyen una braguita con bolsillo para meterlo dentro y otros cuentan con un cabezal imantado o con una tapa magnética que fija el vibrador a la tela para que no se desplace por mucho que tú te muevas. Una vez colocado solo tienes que encenderlo y conectarlo con la aplicación o con el mando a distancia. En el caso del mando a distancia, cuenta con botones que tú o la persona a la que se lo hayas cedido irá pulsando para modificar los modos y la intensidad de la vibración.

Si el estimulador para braguitas se va a controlar mediante una aplicación, tendrás que descargártela previamente en tu dispositivo móvil (todas son gratuitas y compatibles con iOS y Android). Si es otra persona la que va a controlar el juguete, también deberá descargarse la aplicación y esperar a que tú la invites a participar en tus juegos. Que no te asuste tanta tecnología, una vez que el juguete esté encendido se empareja al teléfono que permanece dentro del rango de Bluetooth del vibrador y ya solo tienes que invitar a quién tú decidas.

Las diferentes aplicaciones permitirán crear patrones de vibración infinitos, personalizar y sincronizar la estimulación con tu música favorita, y hasta con el sonido ambiente o los susurros de tu amante.

Consejos para utilizarlas con tu pareja

Los estimuladores para braguitas o bragas vibradoras son el juguete perfecto para utilizar en pareja. El secreto y la excitación compartida no solo mejora la experiencia erótica, también incrementa la complicidad y es muy divertido. Una vez puesto en marcha el vibrador, comienza el juego. No tienes por qué saber cuándo te va a sorprender tu pareja poniendo a prueba tu temple en plena calle, cuándo va a intensificar las vibraciones dejándote sin habla o si va a parar de golpe justo cuando estaba a punto de llegar el orgasmo.

Ya sabes lo que dicen: la pareja que juega unida permanece unida.

Satisfyer Sexy Secret: el mejor vibrador para bragas

Sí, es cierto, todos tenemos un preferido y el Sexy Secret de Satisfyer es el nuestro. Diminuto, discreto, silencioso y ergonómico, se adapta cómodamente al cuerpo y esconde un motor que te dejará las piernas temblando. Ajústalo entre tus genitales y tu ropa interior, y ponlo en marcha pulsando un par de segundos el botón que se encuentra debajo de la zona imantada (no hay pérdida, solo hay uno). Conéctalo ahora con la aplicación gratuita de Satisfyer para saber lo que es bueno. Contrólalo tú misma o deja que lo haga otra persona, gracias a la app podrá hacerlo desde el asiento de al lado o desde Rusia con amor.

Impermeable, recargable, hipoalergénico y con una potencia extraordinaria, no encontrarás otro estimulador para braguitas con mejor relación calidad precio. A partir de ahora, jamás volverá a darte pereza salir a la calle.

Detectamos que navegas desde una ubicación diferente a la que corresponde a esta web. Por favor, confírmanos que sitio quieres visitar