¿Como se pone la copa menstrual?

EroticFeel 31/07/2019

¿Cómo se pone la copa menstrual?

Seguramente, estés muy acostumbrada y familiarizada con el uso de tampones; sin embargo, ¿a que las primeras veces que empezaste a emplearlos te parecía algo extraño y te costó un tiempo acostumbrarte a ellos, pero ahora te parece lo más sencillo y normal del mundo? Pues déjanos decirte que esto mismo te va a pasar con tu copa menstrual. Puede ser que, inicialmente, su forma te asuste un poco porque nada tiene que ver con un tampón; pero gracias a su textura ultrasuave, introducirla va a resultarte ser muy sencillo.

  1. Tras asegurarte de que has escogido la copa menstrual de la talla que corresponde a tus características, lo primero que tienes que hacer es lavarte las manos.
  2. Sujeta la copa menstrual con las dos manos y, con ayuda de tus dos pulgares, dóblala para conseguir que quede en forma de "C".
  3. Ahora es el momento para que encuentres la postura ideal para insertar la copa menstrual. Por lo general, lo más recomendado es ponerse de cuclillas.
  4. Una vez que hayas encontrado la postura, inserta la copa menstrual en tu vagina con la forma de "C" que ya tenías preparada en tus manos y deja que se abra.
  5. Asegúrate de que se haya producido un efecto vacío para que la copa pueda cumplir su función. En el caso de que no se haya llegado a abrir, puedes presionar ligeramente la base de la copa.
  6. Para saber que la copa está correctamente colocada, tira hacia fuera de la parte alargada de la copa. Si no se mueve, es la señal para saber que está bien colocada.
  7. Para retirar la copa menstrual, tan solo tienes que apretar la base para romper el vacío y sacarla realizando pequeños movimientos laterales.

Si es la primera vez que vas a colocarte la copa femenina y crees que puedes tener alguna dificultad, puedes utilizar agua o un lubricante para que te resulte más fácil. Una vez que hayas insertado la copa y creas que no se ha abierto en el interior, ayúdate de los dedos y toca la base para que se termine de abrir o para asegurarte de que está abierta.

¿Sientes curiosidad por la copa menstrual? ¿Has oído hablar de ella y quieres tener toda la información posible para decidirte? ¿Tu círculo de amigas la usa y tú quieres probarla? Pues no te preocupes porque en este artículo vamos a dar respuesta a todas estas preguntas (y a alguna más que seguro que no te habías planteado hasta ahora).

A lo largo de los años, los productos relacionados con la higiene menstrual han evolucionado mucho, consiguiendo mejorar la calidad de vida de las mujeres durante el periodo de tiempo en que dura la menstruación. Sin embargo, podríamos decir que la copa menstrual es un producto que está consiguiendo revolucionar el propio concepto de entender la menstruación. Además, cada vez es más habitual conocer a mujeres en nuestro entorno más cercano que utilizan la copa menstrual cuando tienen la regla. La realidad es que, una vez que la prueban, un alto porcentaje de mujeres abandonan por completo el uso de los tampones o compresas, y se convierten en fieles prescriptoras de la copa menstrual entre su círculo cercano de amigas.

Pero tranquila, si todavía no tienes muy claro qué es la copa menstrual o cómo se utiliza, ¡te damos todos los detalles a continuación!

¿Qué es la copa menstrual?

La copa menstrual, también conocida como copa vaginal o copa femenina, es un recipiente flexible de silicona médica hipoalergénica, preparado para ser introducido en la vagina durante el periodo de la menstruación. Esta copa femenina es capaz de adaptarse a la perfección a las paredes de la vagina para que, independientemente del movimiento o postura corporal que se realice, no haya ningún tipo de pérdida de flujo menstrual.

Por ello, la copa menstrual se ha convertido en una opción perfecta frente a los no tan higiénicos tampones o compresas al tratarse de una alternativa respetuosa con el cuerpo de la mujer. No en vano, las copas vaginales están elaboradas con silicona médica o elastómero termoplástico (TPE), lo que hace que no provoque irritación ni sequedad.

¿Qué talla de copa menstrual es la mía?

La vagina es flexible y está dotada de una gran musculatura y, si no has tenido ningún problema de salud, estos músculos deberían encargarse de arropar la copa femenina a la perfección. Sin embargo, con el paso de los años o también después de haber dado a luz por vía vaginal, el tono muscular del suelo pélvico puede verse reducido. Por esta razón, a todas las mujeres no les sirve una copa de la misma talla.

Dicho esto, antes de adquirir tu copa menstrual, tienes que tener en cuenta los diferentes tamaños que existen, que por lo general suelen ser dos: S y L. El tamaño pequeño o talla S es el adecuado para todas aquellas mujeres que tengan poco flujo menstrual, sean menores de 30 años y que no hayan dado a luz vía por vaginal. En cambio, el tamaño grande o talla L es ideal para aquellas mujeres mayores de 30 años o que hayan dado a luz por vía vaginal, independientemente de su edad.

¿Puedo dormir con la copa menstrual?

La respuesta es clara: sí. Como ya hemos mencionado, la copa menstrual se adapta perfectamente a las paredes vaginales, lo que ofrece una protección total, independientemente de la postura corporal que se tenga en cada momento (de pie, tumbada, sentada…). Además, por lo general, a lo largo de la noche se suele expulsar menos flujo menstrual que durante el día. Si a eso le sumamos su capacidad para tenerla puesta durante 12 horas, la convierte en la mejor alternativa para las noches en las que tengas la regla, incluso al inicio del ciclo.

¿Puedo mantener relaciones sexuales cuando llevo la copa menstrual?

Para que nos entendamos, al final la copa menstrual realiza la misma función que un tampón; y, ahora es cuando te preguntamos: cuando tienes un tampón puesto, ¿puedes mantener relaciones sexuales? Pues lo mismo ocurre con la copa menstrual. La copa vaginal y las relaciones sexuales con penetración no son compatibles. Por lo que, ante esta situación, es necesario que retires tu copa menstrual y podrás disfrutar de los múltiples beneficios que tiene practicar relaciones sexuales durante la menstruación.

¿Cómo tengo que limpiar la copa menstrual para evitar infecciones?

Uno de los aspectos más importantes que debe tenerse en cuenta a la hora de utilizar una copa menstrual es su limpieza y su higienización: si cuidas de manera adecuada tu copa vaginal, esta puede llegar a durar entre 10 y 15 años.

A la hora de limpiar la copa menstrual, hay que diferenciar entre dos tipos de limpieza: entre usos y entre periodos. Vamos a comenzar explicándote como limpiar y cuidar tu copa femenina entre los diferentes usos (durante tu periodo). Cada vez que utilices tu copa vaginal durante la regla y la vacíes, no es necesario que la limpies a fondo. Tan solo tienes que vaciarla correctamente y enjuagarla con agua antes de volver a introducirla. Es más, puede ocurrir que no tengas un lavabo o grifo a mano en el que poder hacerlo, por lo que puedes utilizar una botella de agua o un poco de papel higiénico para salir del paso. Fíjate en que las copas vaginales suelen traer unos agujeros en el borde de la parte superior. Resulta muy importante que estos estén bien limpios antes de volver a colocarla puesto que, de lo contrario, el proceso de vacío necesario para fijarse en las paredes de la vagina se verá dificultado.

Cuando finalice tu periodo menstrual, deberás lavar bien la copa con un esterilizador de copas menstruales antes de guardarla en una bolsa de tela. Este dato es muy importante. Ya te hemos dicho que este producto está fabricado en silicona. Eso significa que tiene que respirar, de manera que no es conveniente que se guarde en una caja hermética. Para limpiar e higienizar la copa después de la regla deberás hervirla. Para ello, tienes que utilizar una olla o un cazo con agua suficiente como para sumergir la copa, introducirla y dejar que hierva durante 5-7 minutos. Por último, escurre el agua hirviendo y deja que la copa se seque al aire.

¿Cuál es la mejor copa menstrual para utilizar?

Pregunta difícil, ya que la elección depende exclusivamente de los gustos de cada persona. Todas las copas menstruales que encontrarás en EroticFeel están fabricadas en silicona hipoalergénica de grado médico, característica fundamental con la que debe contar la copa que finalmente elijas. Este material es higiénico, evita infecciones y es seguro para tu cuerpo. Si buscas un diseño bonito y te preocupa que la copa sea demasiado pequeña para recoger tu flujo durante los primero días de regla y demasiado grande para los últimos, Satisfyer, la marca alemana de juguetería sexual, se ha sumado al carro de la higiene íntima con tres modelos diferentes de copas en siete tonalidades distintas (Satisfyer Feel Confident, Satisfyer Feel Good y Satisfyer Feel Secure). Lo más interesante en este caso, es que por el mismo precio recibes dos copas de diferentes tamaños, una con capacidad para 15 ml y otra para 20 ml, lo que te permitirá utilizar la que más te convenga según el momento del ciclo en el que te encuentres.

La copa menstrual de Liebe es otra de las mejor valoradas por las usuarias. Completamente ecológica, disponible en dos tamaños (el pequeño es perfecto para las mujeres menores de 30 y que no hayan pasado por ningún parto y el más grande está recomendado para las mujeres mayores de 30 o que hayan tenido algún embarazo), flexible y muy cómoda, viene con una bolsita de algodón para que la guardes y la lleves siempre contigo. Lo mejor es que eches un vistazo y decidas según tus necesidades.

Ventajas de la copa menstrual

A continuación, te detallamos una serie de ventajas asociadas al uso de la copa menstrual:

  • Ahorrarás dinero: seguro que nunca te has parado a pensar en la cantidad de dinero que te dejas al cabo de un año en tampones y en compresas. Todo depende de tu cantidad de flujo menstrual, de los días de tu periodo y de otra serie de variantes relacionadas con tu menstruación, pero te damos un dato: se ha calculado que a lo largo de 10 años una mujer habrá gastado unos 500 € entre compresas y tampones. Frente a esa cifra, la copa menstrual no tiene límite de uso. Es más, si te encargas de cuidarla e higienizarla bien después de cada uso podrás utilizarla tantas veces como quieras.
  • Podrás estar más horas con la copa menstrual puesta: la recomendación con los tampones es que tan solo se pueden tener puestos un máximo de 8 horas. En cambio, puedes llevar la copa hasta 12 horas. Eso significa 12 horas de total protección sin tener que cambiarla de manera constante.
  • Podrás estar totalmente segura: ¿a que alguna vez le has preguntado a una amiga si estabas manchada? Porque sí, esto es más habitual de lo que creemos ya que el tampón no da toda la seguridad necesaria. La copa menstrual se adapta totalmente a las pareces de la vagina recogiendo el flujo menstrual sin que exista la posibilidad de que haya alguna pérdida.
  • Tu flora vaginal se equilibrará: dado que la copa menstrual está elaborada con silicona médica y no contiene ningún químico ni tampoco ningún producto blanqueante, mantendrá tu flora vaginal en los niveles adecuados.

¿Te parecen suficientes ventajas como para animarte a probar la copa menstrual? Pues déjanos decirte que en EroticFeel disponemos de una sección propia dedicada a las copas menstruales, en varias tallas y colores. Ahora solo te queda determinar que talla necesitas y… ¡Probarla!

Estás navegando en EroticFeel España desde Estados Unidos y tenemos una web específica para tu país. Desde esta versión no hacemos envíos a Estados Unidos, para ello debes cambiar de versión. ¿Deseas continuar navegado en EroticFeel España o prefieres cambiar a la web de Estados Unidos?