Lubricantes de base al agua o de silicona, ¿cuál es mejor para ti?

¿Recuerdas la escena de ‘El último tango en París’ en la que Marlon Brando sodomiza a la protagonista utilizando mantequilla como lubricante? Pues dejando a un lado la controversia, y lo perturbador e inquietante de la secuencia, te lo advertimos: no es buena idea. Tampoco debes confundir los productos lubricantes con los hidratantes, su función no es la misma. La sequedad vaginal o anal es uno de los problemas más frecuentes en las prácticas sexuales. Bien sea por el momento del ciclo menstrual, por la disminución habitual de la lubricación natural con la edad, por problemas específicos, por el uso de juguetes eróticos o por las circunstancias particulares de cada uno, el uso de lubricantes se hace indispensable. Dolor, molestia o malestar son palabras que no casan bien con el sexo. Huelga decir que, además, potencian el placer e incrementan el bienestar. ¿Quién da más?

Ahora llega el problema. De base de silicona, hidrosolubles o de base al agua; oleosos, de sabores, sin gluten, veganos, con efecto retardante, con efecto frío o calor, con ginseng, con aloe vera, con pimentón... La oferta actual es enorme y abrumadora. A esto hay que añadir que no solo de lubricantes vive uno, también puedes compatibilizarlos con sprays y sérums. Que sí, que no sirven solo para cuidar la piel y el pelo, también miman tu zona más íntima. No te hagas un lío y deslízate conmigo por las especificidades de cada uno.

Decántate siempre por marcas testadas y de confianza. Ya lo decía tu madre, lo barato sale caro. Que no dañen los preservativos y que proporcionen un efecto duradero deben ser los dos criterios básicos a la hora de realizar tu elección. Aquí, tanto los lubricantes con base de silicona como los de base acuosa cumplen ambos requisitos. Entonces preguntante, ¿cuáles son tus necesidades?

¿Lubricantes de silicona o de base de agua? Depende

La silicona es termoconductora; es decir, se activa con la frotación y tiene un efecto extralargo, mucho más duradero que los de base acuosa, que por su propia naturaleza terminan evaporándose. Si lo que quieres es practicar sexo en la piscina, en la bañera, en la playa o en el jacuzzi, los lubricantes de silicona son la mejor opción para tus momentos acuáticos. Su densidad también los hace más convenientes para el sexo anal y su textura es muy agradable para la masturbación.

Gracias a su fórmula multiusos y a su versatilidad no solo son ideales para el sexo y la masturbación, también para los masajes. Tú ya decides donde terminan.

Si tu intención es utilizarlos con juguetes eróticos, cuidado. Aunque siempre hay excepciones y algunas marcas especializadas sí lo permiten, la mayoría de los lubricantes de silicona son incompatibles con los juguetes que también son de silicona. Aquí una advertencia, no confundas los lubricantes de silicona con los oleosos, que sí perjudicarían la integridad de los preservativos.

Los lubricantes hidrosolubles son la mejor opción para lubricar, hidratar y proteger la piel al mismo tiempo. También son los más indicados para pieles secas e irritadas. Son menos pegajosos, se absorben con mayor rapidez y son más fáciles de limpiar. Nuestro consejo: si buscas un embarazo, los expertos aseguran que los de base acuosa son más inocuos con los espermatozoides que cualquier otra variedad.

Por otro lado, este tipo de lubricación es compatible con cualquier tipo de juguete sexual y más recomendable para mujeres con problemas específicos en las mucosas ya que, aunque antes la glicerina que contenían era de origen animal y podía provocar cistitis, hongos o infecciones, ahora la han sustituido por glicerina de origen vegetal, libre de químicos e inofensiva para nuestro cuerpo.

Los más concienciados con el veganismo y la experimentación con animales tienen en los lubricantes de base de agua a su mejor aliado. Los hay cien por cien libres de productos de origen animal, sin gluten, sin parabenos, sin conservantes y adaptados al pH natural.

Lubricante a base de agua

Pros: entre sus puntos a favor, los lubricantes de base acuosa son los que más se parecen a la lubricación natural, los más idóneos para pieles sensibles con tendencia a irritaciones y molestias, los más indicados si estás intentando quedarte embarazada, y la mejor opción si buscas un lubricante compatible con preservativos de látex y con cualquier tipo de juguete erótico. Además, se limpian con facilidad, no manchan ni son pegajosos y, a menos que se indique lo contrario, son comestibles.

Contras: aunque todo parecen ventajas, los lubricantes de base al agua también tienen algunas desventajas como su rápida absorción (si tienes pensado alargar la sesión tendrás que aplicarlo varias veces), el mismo motivo los convierte en poco recomendables para los masajes eróticos. También son hidrosolubles, es decir, se van con el agua, lo que es perfecto para limpiarlo pero fatal si lo que pretendes es practicar sexo en el agua.

Lubricante de silicona

Pros: los lubricantes de silicona son muy duraderos y no se van fácilmente con el agua, lo que los hace perfectos para practicar sexo anal y también para practicar sexo en el agua. Por la misma razón (su perdurabilidad) son los más idóneos para largas sesiones si no quieres realizar nuevas aplicaciones. También es la mejor opción si buscas un lubricante multiusos, ya que es perfecto para el sexo anal, el vaginal, y también para los masajes eróticos.

Contras: una de las mayores desventajas de los lubricantes de silicona es que no suelen ser comestibles (a menos que se indique lo contrario). No son compatibles con juguetes de silicona, ya que pueden dañar el material, y no se limpian con tanta facilidad como los lubricantes de base acuosa.

Sprays y sérums, ¿qué es eso?

Parece que la función que cumplen sprays y sérums es mucho menos conocida que la de los lubricantes. Igual que con ellos, aquí también encuentras productos específicos para hombres y para mujeres. ¿La principal diferencia entre uno y otro? El spray penetra en la piel y el sérum permanece en ella creando una película invisible y ofreciendo una lubricación extra. Para una mayor estimulación y cosquilleo, con efecto retardante, relajante para el sexo anal, para mejorar la circulación sanguínea; en definitiva, para todo lo que se te ocurra.

Si ya tienes claras las líneas básicas ahora de toca a ti saber cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades, a tus gustos y al momento. Eso sí, busques lo que busques no te quedes con las ganas, te aseguro que ya existe.

Estás navegando en EroticFeel España desde Estados Unidos y tenemos una web específica para tu país. Desde esta versión no hacemos envíos a Estados Unidos, para ello debes cambiar de versión. ¿Deseas continuar navegado en EroticFeel España o prefieres cambiar a la web de Estados Unidos?