Estás navegando en EroticFeel Chile desde Estados Unidos y tenemos una web específica para tu país. Desde esta versión no hacemos envíos a Estados Unidos, para ello debes cambiar de versión. ¿Deseas continuar navegado en EroticFeel Chile o prefieres cambiar a la web de Estados Unidos?

Sexo y juguetes sexuales en el embarazo, todo lo que necesitas saber

Desterremos mitos y prejuicios y pongamos nuestros miedos encima de la mesa. Hace tiempo, incluso, los especialistas desaconsejaban el sexo en el embarazo por considerarlo peligroso y hoy en día muchos padres primerizos se enfrentan a temores legítimos que conviene aclarar para no pasar un mal rato, sino todo lo contrario. ¿Se pueden mantener relaciones sexuales durante la gestación?, ¿son dañinas las prácticas con penetración?, ¿y el sexo anal?, ¿es desaconsejable el uso de juguetes eróticos?, ¿puede provocar el sexo un aborto o acelerar el parto? Veamos, en primer lugar, hemos decidido ponernos en manos expertas y consultar con una de las ginecólogas y obstetras del Hospital Público de Navarra. Lo primero que deja claro es que “la sexualidad en el embarazo es un mundo”, ni todas las mujeres son iguales ni lo son todos los embarazos. No obstante, y a menos que se tenga algún problema específico del que por supuesto el médico te informaría, como un historial de abortos espontáneos de causa desconocida, amenaza de parto prematuro, sangrados o placenta previa, el sexo durante el embarazo no solo no es nocivo, sino que está completamente recomendado. “Nosotros siempre fomentamos las relaciones en todas sus formas”, indica la experta.

Tranquilos, igual que el bebé no se te caerá de repente mientras caminas, la penetración no puede dañarlo, el pene no es un arma de destrucción masiva. Hay que recordar que el feto está protegido por el líquido amniótico y las gruesas paredes del útero, selladas a su vez por una membrana mucosa que también lo resguarda. ¿Y la estimulación anal? “Si la pareja está acostumbrada no habría ningún problema”. El sexo no provoca el aborto y tampoco acelera el parto. “La creencia de que puede acelerar el parto es un mito no demostrado en el que no confío. Se basa en la idea de que las contracciones orgásmicas pueden generar las del parto, sin embargo, unas y otras no tienen nada que ver”.

Juguetes sexuales y uso de bolas chinas durante el embarazo

Abordemos ahora la conveniencia de usar juguetes sexuales durante los meses de gestación. Nuestra ginecóloga de cabecera aclara que aquellos de uso externo (succionadores, vibradores o masajeadores para estimular la parte externa de la vagina o el clítoris) no presentan ningún tipo de problema o contraindicación. En cuanto a los juguetes que se introducen en la vagina, “yo solo recomendaría los elaborados con silicona médica y evitaría aquellos de grandes dimensiones y los que vibran, ya que, aunque no está estudiado que puedan tener un efecto negativo en el feto, no los aconsejaría”. Eso sí, si normalmente hay que cuidar la limpieza de los juguetes eróticos, durante el embarazo hay que extremar la higiene para evitar infecciones. ¿Y el uso de lubricantes? “Siempre de base acuosa”.

Y ahora adentrémonos en el mundo de los ejercicios de suelo pélvico. Como sabéis, se trata de contraer los músculos como si nos estuviéramos haciendo pis para luego relajarlos. Un suelo pélvico tonificado, además de mejorar la calidad de los orgasmos, evita las pérdidas de orina y los prolapsos. “A partir del segundo trimestre recomendamos el uso de las bolas chinas para reforzar el suelo pélvico de cara al posparto. Hay que dejar claro que, aunque se tenga un parto por cesárea, el suelo pélvico se resiente y todo lo que hagas desde el embarazo va a venir bien”.

“Las hormonas en el embarazo son un baile, a algunas mujeres les aumenta el deseo sexual y a otras les disminuye”. También depende del trimestre, explica. Durante los primeros meses, las náuseas y el malestar pueden disminuir la libido, en el segundo las hormonas suelen favorecer las ganas de mantener relaciones sexuales y en el tercero la barriga puede dificultar encontrar una postura cómoda. Así que ya veis, a menos que el médico indique que existe alguna contraindicación, la sexualidad se puede practicar en todas sus formas siempre que las ganas acompañen, y la fuerza.