¿Mejora el sexo tras la menopausia?

Tus ovarios se paran, tus niveles de estrógenos caen y aparecen los sofocos, la irritabilidad, el insomnio, el descenso del deseo sexual y la sequedad de la piel y las mucosas. Pero vamos a ver, ¿de verdad pasas la vida quejándote de la regla y vas a echarla de menos cuando por fin se marcha? Pues no, mira, por ahí no. Derribemos el último tabú como hemos hecho trizas los anteriores, a base de información y conocimiento. ¿Cuáles son los síntomas de la menopausia? ¿Se pueden prevenir? ¿Desciende el deseo sexual?

La sociedad, el cine, la literatura, todo se ha confabulado para vendernos una imagen concreta. Una mujer que ya no menstrúa se convierte de pronto en una adorable anciana que cuida de su parterre de flores y hace bizcochos para los nietos, o en la loca de los gatos. Solo parece haber dos opciones, que no decimos que no sean fantásticas, pero no parecen el sumun de la alegría. Porque vale, puedes cuidar de las flores, de tu nieto o del nieto del vecino, pero también (incluso el mismo día) puedes tirarte en paracaídas, escribir una tesis o vestirte de dominatrix. La regla no determina quién eres, por favor, parece mentira que haya que aclarar tal cosa.

Los problemas sexuales más comunes durante la menopausia y cómo solucionarlos:

  • Descenso de lubricación natural. Soluciónalo con el lubricante adecuado, quizá necesites una hidratante para sentirte más cómoda en tu día a día y un lubricante más específico para tus encuentros sexuales. De cualquier forma, tus relaciones serán perfectas si antes aplicas un buen lubricante de agua
  • Menos intensidad en los orgasmos. Esto se debe a la pérdida de tonificación del suelo pélvico, nada que no se solucione realizando correcta y diariamente los ejercicios de Kegel. Si necesitas ayuda puedes recurrir a las bolas chinas, te facilitarán el trabajo. ¿Un consejo? Cuanto antes empieces, mejor
  • Falta de apetito sexual. Esto tiene muchas causas, pero mejorará con la lubricación y la tonificación adecuadas, cuidándote y haciendo ejercicio para sentirte mejor. También ayuda la literatura erótica, dedicarle mucho más tiempo a los preliminares, planificar actividades con tu pareja y aprendiendo a relajarte.

Cesa la actividad ovárica, no la sexual

La menopausia tiene una sintomatología física y psicológica que varía en cada mujer, y aunque los calores repentinos, la tendencia a la melancolía y el descenso de lubricación natural se deben a los cambios hormonales, no todas las mujeres los experimentan en la misma medida ni con la misma intensidad. Lo primero que debemos hacer al notar las primeras señales es acudir al ginecólogo. Y lo segundo es tener muy claro que la vida sexual de la mujer no termina cuando llega la menopausia. Cesa la actividad ovárica, no la sexual, somos seres sexuados hasta la muerte. Lo tercero es normalizar la menopausia y sus síntomas sabiendo que también los hombres experimentan una caída hormonal con la edad, aunque en su caso es más gradual y menos brusca. Por último, hay numerosos estudios que afirman que la sexualidad de las mujeres a partir de la mediana edad mejora.

Como en todo, nos podemos centrar en la parte medio vacía o medio llena de la botella. Tienes más experiencia, sabes lo que te gusta, pierdes el miedo recurrente a quedarte embarazada, el camino es tan importante como la meta y ya no existe esa búsqueda adolescente por el orgasmo rápido. En todo caso, hay algunos truquitos que pueden ayudarte con tu vida sexual.

La falta de lubricación es un problema que puede provocar molestias y hasta dolor, palabras que no casan bien con el sexo y que pueden acabar con las ganas de un plumazo. Nada que no resuelva un buen lubricante. Los hay de agua, de silicona, respetuosos con el pH, que imitan la lubricación natural, enriquecidos con aloe vera, las opciones son infinitas, solo tienes que buscar el que mejor se adapte a tu cuerpo y a tus necesidades, pero no dejes pasar un buen revolcón por falta de lubricación.

Prepárate para la menopausia

Una musculatura vaginal fuerte será una gran aliada durante la menopausia. Empieza cuanto antes, pero si ya te ha pillado el toro, nunca es tarde para empezar tu entramiento. Hazte con un buen set de bolas chinas de diferentes pesos y tamaños y comienza tus ejercicios Kegel. ¿Para qué? Pues entre otras cosas podrás evitar la temida incontinencia urinaria, el prolapso de los genitales y aumentar la lubricación natural. No está mal, ¿verdad?

Sé la mujer que quieras ser, con la regla o sin ella, pero recuerda, el sexo es salud y alegría. Tengas que la edad que tengas.

Estás navegando en EroticFeel España desde Estados Unidos y tenemos una web específica para tu país. Desde esta versión no hacemos envíos a Estados Unidos, para ello debes cambiar de versión. ¿Deseas continuar navegado en EroticFeel España o prefieres cambiar a la web de Estados Unidos?